.

.

viernes, 24 de abril de 2015

Leyendo a Esteban Díaz








Me gustaría decir que lo primero que pensé al encontrarme con una historia de Esteban Diaz fue "qué gran escritor", pero mentiría.
Lo primero que me vino a la cabeza fue "qué cabrón".

martes, 14 de abril de 2015

Detectives sobrenaturales; Martin Hesselius




Si hubo una buena época para escribir cuentos de terror fue el siglo XIX. Un tiempo de cambios, en el que las nuevas tecnologías iban a revolucionar la vida cotidiana y los avances científicos despertarían tantas preguntas como respuestas encontraban. Y si eso parece exagerado, pensemos en cómo cambiaría la vida la máquina de vapor, o en lo atrevidas que resultaban las investigaciones de Mendel sobre genética.

viernes, 10 de abril de 2015

EL RENCOR DE LOS DIOSES VIVIENTES 27





27
Extramuros
Sebastián avanza arrastrándose sobre las rocas, apenas capaz de respirar. Aunque la magia de su llave le permite hacerlo bajo el agua o entre el humo que casi llena la cueva, su garganta lacerada por el licántropo está hinchada, y un dolor profundo, hijo de la desesperación, late en pulsaciones abatidas pero firmes al ritmo frenético de su corazón. No oye respirar a su padre. Eso es lo único que importa, más allá de las heridas y el miedo. Porque para cualquier hombre hay momentos que le definen, de una forma o de otra, llevándole por un camino que no tiene retroceso, y enfrentarse a la muerte de un padre es uno de ellos.

viernes, 3 de abril de 2015

EL RENCOR DE LOS DIOSES VIVIENTES, 26


26
Intramuros

Espejo avanza entre las ruinas frías, caminando con confianza de propietario por unas calles que parecen desiertas. Se cruza sólo con algunos gatos, a los que saluda con una inclinación de cabeza, respondida con breves maullidos por los animales. Cazadores que enseñan una lección constante de paciencia, determinación y calma.
El Maestro se detiene. Está aproximadamente a medio camino entre el viejo hospital de campaña y la línea de trincheras que marca las nuevas fronteras de su territorio. Extiende su percepción por los alrededores, buscando formas de vida. Sabe que esas calles son, merced al pacto firmado con Anteo, zona nefárida. Y es extraño que ninguno de ellos le vigile desde las sombras, le aceche. Hasta sería lógico, se dice, que alguno de ellos fuese tan estúpido como para intentar cazarle.

miércoles, 1 de abril de 2015

Detectives preternaturales; John Silence (el original)





Como cuento a cualquiera con la paciencia suficiente como para escucharme, cuando empecé a trabajar con Jonathan Silencio no tenía previsto que pasase de diez o quince páginas, y para nada que protagonizase la novela DE ILUSIÓN TAMBIÉN SE MUERE así que no me molesté ni en ponerle nombre. Era un narrador anónimo destinado a morir joven.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...